ESPERANDO A GODOT

Esperando a Godot

Explicación

Esto es una silla. O no… Esto es una silla en mitad de la playa. Quizás así tenga más sentido. Pero, ¿qué sentido tiene una silla vacía en mitad de la playa?

Partía de esta pregunta a la hora de realizar esta fotografía, que es parte de un trabajo fotográfico donde la misma silla recorría todos los lugares emblemáticos de Barcelona, aparecía en los lugares más bonitos, siempre idealizados. Sin embargo, siempre estaba vacía. Siempre fuera de lugar en el mejor lugar. Titulé al trabajo Esperando a Godot, la famosa obra de teatro de Beckett donde dos personajes esperan durante mucho rato a que un tal Godot llegué al lugar de encuentro, sin embargo, éste nunca aparece, la ausencia como espera, el vacío como destino final. Por ello, el espectador que ve la foto, siempre espera, para saber a quién pertenece esa silla, quién será el que ocupe ese lugar. Sin embargo, foto a foto, lugar a lugar, nadie se sienta en ella. La frustración se hace evidente, pero en ese momento, en esa falta de determinación, en ese sin sentido del planteamiento fotográfico, se encuentra una sensación de paz. Es por primera vez donde el espectador puede respirar olvidándose de las determinaciones últimas y simplemente, contempla la imagen, llegando a escuchar la olas del mar, batiendo muy suavemente contra las patas del silla. Ahí, ya nadie se acuerda de Godot, lo hemos olvidado.

Especificaciones técnicas

Cámara: Canon EOS 7D.

Soporte: digital.

Edición: sin edición.

Longitud focal: 20 mm.

Diafragma: f/2,8.

V de obturación: 1/800.